Inicio  > Principios generales del Sistema de Gestión Ambiental.
 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico

Principios generales del Sistema de Gestión Ambiental.

CONCAMIN

El sistema de gestión ambiental (SGA) establece un proceso estructurado para el logro del mejoramiento continuo, cuya proporción y alcance podrán ser determinado por la empresa a la luz de circunstancias económicas y de otro tipo. Aunque se espera alguna mejoría en el desempeño ambiental, debida a la adopción de un enfoque sistemático, deberá entenderse que el sistema de gestión ambiental es una herramienta que permite que la empresa alcance y controle sistemáticamente el nivel de desempeño ambiental que se fija para sí misma. La implantación y la operación del sistema de gestión ambiental no resultará, por sí misma, una reducción inmediata de los impactos ambientales adversos.

Un SGA proporciona orden y coherencia a los esfuerzos de una empresa por considerar las preocupaciones ambientales, mediante la asignación de recursos, la asignación de responsabilidades, y la evaluación continua de prácticas, procedimientos y procesos. Los principios para la implementación de un SGA, entre otros, son los siguientes:

·         reconocer que la gestión ambiental está entre las más altas prioridades de la empresa,

·         determinar los requisitos legales y los aspectos ambientales asociados con las actividades, los productos y los servicios de la empresa,

·         desarrollar el compromiso de la dirección y los empleados para la protección del medio ambiente, con una clara asignación de los deberes y responsabilidades

·         establecer un proceso para alcanzar los niveles de desempeño fijados,

·         proporcionar recursos apropiados y suficientes, incluyendo entrenamiento, para alcanzar los niveles de desempeño fijados sobre una base continua,

·         evaluar el desempeño ambiental respecto a la política, los objetivos y metas ambientales de la empresa, e instrumentar mejoras donde sea apropiado.

Los beneficios potenciales asociados con un SGA efectivo incluyen:

·         el mantenimiento de buenas relaciones con el público y la comunidad,

·         satisfacer los criterios de inversionistas y mejorar el acceso al capital,

·         mejorar la imagen y la participación en el mercado,

·         mejorar el control de costos, reducir incidentes que puedan concluir en pérdidas por responsabilidades legales,

·         ahorro de consumo de materiales y energía,

·         fomentar el desarrollo y compartir las soluciones ambientales,

·         mejorar las relaciones entre la industria y las autoridades locales.

Para asegurar el desarrollo del SGA se deben ejecutar cinco etapas.

Según el modelo la primera fase es la obtención del compromiso del más alto nivel directivo de la empresa para mejorar la gestión ambiental de sus actividades. Son cruciales el compromiso y el liderazgo continuos de la más alta dirección.

Seguidamente, en la segunda fase, se produce la planificación. La empresa formulará un plan para cumplir su politica ambiental.

En la tercera fase, la empresa deberá desarrollar las capacidades y los mecanismos de apoyo necesarios para cumplir su política, sus objetivos y sus metas ambientales.

En la cuarta fase, de medición y evaluación, la empresa medirá, monitoreará y evaluará el desempeño ambiental y

en quinta etapa, revisión y mejoramiento, la entidad revisará y mejorará continuamente su sistema de gestión ambiental, con el objetivo de hacer mejorar su desempeño ambiental global.

La ejecución de estas cinco etapas proporcionarán a la empresa un mejoramiento continuo en el desempeño ambiental. El concepto de mejoramiento continuo es parte integrante del SGA. Se logra mediante la evaluación continua del desempeño ambiental del sistema respecto de su política, objetivos y metas ambientales, con la finalidad de identificar las oportunidades de mejoramiento. El proceso de mejoramiento continuo debe identificar áreas de oportunidad para mejorar el SGA, las que conducen a mejoras en el desempeño ambiental, determinar la causa o las causas fundamentales de no conformidades o deficiencias, desarrollar e implementar uno o varios planes de acciones correctivas y preventivas para considerar esas causas fundamentales, verificar la efectividad de las acciones correctivas y preventivas, documentar los cambios en los procedimientos como resultado mejoramiento de procesos, establecer comparaciones con objetivos y metas.

El grado de detalle y complejidad del sistema de gestión ambiental, la extensión de la documentación y los recursos destinados a su concreción dependerán del tamaño y de la naturaleza de las actividades de cada empresa.

En sentido general podemos agrupar la ejecución de esta actividad como sigue.

1.- Requisitos generales. Política ambiental

2.- Planificación Aspectos ambientales. Requisitos legales. Objetivos y metas. Programa de gestión ambiental.

3.- Implementación y operación.

·         Estructura y responsabilidad.

·         Capacitación.

·         Comunicación.

·         Documentación del sistema de gestión ambiental.

·         Control de documentos. Control operacional.

·         Preparación y respuesta ante emergencias.

4.- Verificación y acciones correctivas.

·         Monitoreo ambiental.

·         No conformidades,

·         Acciones correctivas y preventivas.

·         Registros.

·         Auditorías del sistema de gestión ambiental.

5.- Revisión por la dirección.

 

Sitesis der Norma ISO:1400

Derechos Reservados - Confederación de Cámaras Industriales
 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.