Inicio  > Reduzca los gastos
 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico

Reduzca los gastos

Contenido producido por Visa


Cómo reducir los gastos

Existe un antiguo dicho comercial: El éxito no se basa en cuánto dinero ingresa a la empresa, sino en cuánto dinero no se gasta. En otras palabras, la manera más fácil de aumentar las ganancias es reducir los gastos, sea mediante la reducción de los gastos variables (gastos que fluctúan según las ventas) o los gastos fijos (gastos que no varían de mes a mes).

Si los gastos siguen aumentando, ¿cómo hacer para reducirlos? No existen secretos para reducir costos. Determine cuáles son sus costos principales y busque alternativas de precio y calidad. Por ejemplo, si desea que su propietario le ofrezca una mejor tarifa, no podrá lograrlo sin conocer con precisión la información sobre el mercado que le permitirá comparar alquileres. Al mismo tiempo, recuerde que cuanto más baja sea la cotización del proveedor de teléfonos celulares, la empresa de transporte o el importador, más probabilidades hay de que la calidad de los servicios sea inferior (siempre existe esa posibilidad). Por lo tanto, la búsqueda no debe basarse sólo en el precio.

Pida una reducción de precio

Una actitud cicatera a veces puede ser útil, pero es más importante la predisposición a negociar todo con todas las personas que uno trata. Es posible que le resulte difícil pedir una reducción en el precio pero, como dice el dicho: nunca lo sabrá hasta que pregunte. Una vez que haya sorteado ese obstáculo, la actitud de negociar reducciones en los precios se transformará en un hábito.

Pregunta:
¿Sabe cuáles son los seis gastos más importantes que tienen las pequeñas empresas de EE. UU.?

Respuesta:
Según una encuesta realizada por la Federación Nacional de Empresas (NFIB, por sus siglas en inglés), los seis gastos son:

  • El costo de las mercaderías (materiales y suministros que son costos directos de los bienes).
  • La adquisición y la administración del inventario.
  • Los sueldos, los salarios y las comisiones.
  • Los beneficios de los empleados.
  • Los servicios (electricidad, gasolina, gas natural, etc.) y
  • el alquiler.

Entre otros gastos menos significativos se encuentran los gastos por intereses, vehículos, seguro para la empresa e impuestos comerciales. Los gastos más modestos de las pequeñas empresas son los relacionados con el marketing y la publicidad, y los servicios profesionales.

Los gastos y los impuestos.
A veces, es conveniente comprar una computadora nueva; otras, no. Sepa en qué casos gastar dinero puede reducir sus impuestos.

Los gastos fijos.
¿Pensó en reducir los costos de seguro o los pagos del alquiler? Piense en maneras de recortar otros gastos fijos.

Empleados o contratistas.
Optar por un contratista independiente o un empleado puede marcar una gran diferencia en su balance y en el flujo de caja.

Costos de inventario.
¿Le cuesta encontrar la manera adecuada de administrar su inventario? Quizá sea tiempo de abandonar ese “romance” que tiene con su inventario y reducir sus costos.

Copyright © Visa Inc. Todos los Derechos Reservados

 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.