Inicio  > Cómo financiar su vehículo
 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico

Cómo financiar su vehículo

Contenido producido por Visa


Una manera de comprar un auto es mediante una concesionaria. Sin embargo, la concesionaria no le dará el auto solamente con su firma como garantía de pago. Para obtener un préstamo para un auto, y frecuentemente para un arrendamiento, es posible que tenga que hacer un pago inicial de aproximadamente el 10% del precio total del vehículo. Cuanto mayor sea el pago inicial, menor será el monto de las cuotas mensuales y menor, también, la cantidad de dinero que pagará en total por el auto. Sin embargo, asegúrese de no debilitar sus finanzas ni vaciar su caja de ahorro para hacer un pago inicial demasiado grande. Encuentre el equilibrio más conveniente.

Los acreedores deciden cuánto dinero prestarle estrictamente mediante la investigación de su informe de crédito. No es una cuestión personal. A ellos no les interesa cómo se viste, su opinión sobre el estado de sus finanzas personales, ni tampoco si trata bien a sus mascotas. Sólo les interesa conocer los números que aparecen en su informe de crédito.

Este informe les brindará información sobre su capacidad crediticia (¿fue puntual en el pago de sus deudas anteriores?), sus recursos financieros (¿tiene los ingresos necesarios para devolver el préstamo?) y su carga de deuda (¿tiene muchas deudas para poder afrontar una más?).

Financiación preaprobada
Muchos acreedores preaprobarán un monto específico de préstamo según los ingresos y el historial crediticio que usted tenga. De esta manera sabrá exactamente qué auto podrá comprar, y aprovechar al máximo su transacción financiera ante las opciones de financiación ofrecidas por la concesionaria.

Opciones de financiación

  • La financiación de concesionarias La mayor ventaja de la financiación de concesionarias es la comodidad. Usted compra y financia el automóvil todo de una sola vez. Pero si la concesionaria sólo está revendiendo un préstamo bancario para obtener un rédito, las tasas de interés no serán las mejores. En ocasiones, las concesionarias ofrecen tasas especiales para deshacerse de un excedente de stock, especialmente al final del año de lanzamiento de un modelo. Así que asegúrese de pedir información sobre la financiación y comparar su propuesta con la financiación acordada previamente.
  • Bancos Los bancos suelen ofrecer una tasa de interés más baja que las concesionarias, especialmente si usted ya es cliente de un banco. Probablemente le soliciten un pago inicial del 10 al 20% para cubrir la depreciación del automóvil en caso de que usted no cumpla con el pago del préstamo y el banco tenga que volver a tomar posesión del vehículo. Los bancos más pequeños ofrecen acuerdos personales, que resultan de importancia, pero que pueden no competir con las tasas de los bancos más grandes.
  • Cooperativas de crédito Las cooperativas de crédito tienen menos gastos generales que los bancos, lo que les permite ofrecer financiación a tasas menores. La tasa de financiación, a veces, puede llegar a ser un punto porcentual más baja.
  • Préstamos sobre el valor neto de viviendas Para obtener esta clase de préstamo, debe ser propietario de una casa. La casa será la garantía del préstamo, lo que puede causar algo de miedo. Si no puede pagar el préstamo, podría perder su casa. Pero si está seguro de que puedo afrontarlo, el préstamo sobre el valor neto de una vivienda es una opción magnífica porque no sólo obtiene una tasa de interés más baja, sino que además los intereses que paga son deducibles de impuestos.
  • Internet Como sucede con casi todo hoy en día, puede obtener préstamos para comprar un automóvil mediante Internet. No tendrá la posibilidad de establecer relaciones personales, pero podrá obtener aprobación inmediata y precios muy competitivos.
  • Permuta Su automóvil usado es básicamente un cupón grande que puede permutar por un descuento cuando compra un vehículo nuevo. Si vale lo suficiente, es posible que pueda usarlo como pago inicial. Las permutas son opciones convenientes porque le permiten usar el automóvil que ya tiene para ayudarlo a comprar uno nuevo.

Patrimonio neto negativo
El valor de un automóvil nuevo cae drásticamente tan pronto lo saca de la concesionaria. Esto se debe a que en ese momento se convierte en un automóvil usado. No interesa si sólo lo usó durante cinco minutos: sigue siendo usado y por eso vale mucho menos.

Es importante entender este concepto de depreciación al momento de la financiación porque, si bien el valor de su automóvil cae inmediatamente, el capital de su préstamo se reduce de manera más gradual. De modo que, si intenta vender el automóvil demasiado pronto, su deuda puede ser mayor que el precio de venta. Esto es el patrimonio neto negativo.

Puede evitar tener patrimonio neto negativo siguiendo estas reglas sencillas:

  1. No venda el automóvil hasta que termine de pagarlo completamente. Obviamente, sea cual fuere la depreciación del vehículo, no tendrá patrimonio neto negativo si no tiene deudas.
  2. No compre un automóvil demasiado costoso. Si se esfuerza mucho en pagar, querrá vender el auto antes de lo que se considera financieramente prudente.
  3. No extienda sus pagos. Podría obtener una tasa de interés algo mejor y un pago mensual más reducido. Pero no le permitirá librarse del automóvil antes de finalizar el período de financiación. Cinco años después estará pagando todavía un vehículo que quizá ya no le sea útil.
  4. Intente que su pago inicial sea lo más alto posible. Esto contribuirá a compensar el efecto de depreciación y le permitirá obtener algo de patrimonio neto positivo.

Copyright © Visa Inc. Todos los Derechos Reservados

 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico
Calificaciones (0)
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.