Inicio  > Administración del endeudamiento
 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico

Administración del endeudamiento

Adaptación de contenido original de American Express® OPEN Small Business Network

Para una empresa en crecimiento, mantener un adecuado control de su deuda puede ser una manera muy eficaz de conducirse. Si bien algunos propietarios de pequeñas empresas se sienten orgullosos porque jamás han contraído deuda alguna, este enfoque no siempre es realista. El crecimiento suele exigir considerables aportes de capital, y para obtenerlo puede ser necesario recurrir a préstamos bancarios o personales, una línea de crédito rotatorio, a la financiación por los proveedores o a alguna otra clase de endeudamiento.

Para muchos propietarios de pequeñas empresas la pregunta es: ¿Cuándo se puede considerar que la deuda es excesiva? La respuesta a esta pregunta proviene de un análisis cuidadoso del flujo de caja y de las necesidades particulares de su empresa y de su ramo de actividad. Las orientaciones que siguen lo ayudarán a analizar si le conviene endeudar a su empresa.

Explore sus motivos para tomar fondos prestados

Existen varios escenarios posibles en los cuales tiene sentido endeudarse. En términos generales, puede ser conveniente endeudarse para mejorar o proteger el flujo de caja, o bien para financiar el crecimiento o la expansión. En estos casos, el costo originado por el préstamo puede ser menor que el de financiar estas acciones con los ingresos corrientes. Entre los motivos de sentido común para gestionar un préstamo figuran:

  • Aumentar el capital de trabajo, cuando usted necesita aumentar el plantel de empleados de su empresa o sus existencias.
  • Expansión hacia nuevos mercados. Cuando las empresas entran en mercados nuevos es frecuente que tengan que enfrentar un ciclo de cobros más largo, o bien que deban ofrecer términos más favorables a sus clientes. El dinero tomado en préstamo puede ayudar a superar este período.
  • Hacer compras de insumos de capital. Es posible que usted tenga que financiar la compra de equipos para ingresar a mercados nuevos o para incrementar la línea de productos.
  • Mejorar el flujo de caja. Si a usted le quedan menos de diez años para cancelar un préstamo de largo plazo en vigencia, el refinanciamiento puede mejorar el flujo de caja.
  • Construir una historia crediticia o relación con un prestamista. Si usted no ha tomado préstamos anteriormente, el hacerlo lo puede ayudar a desarrollar un buen historial de devolución que facilitará su toma de fondos en el futuro.

Planifique eficazmente

Antes de tomar un préstamo o cualquier otra clase de financiamiento por deuda, dedique tiempo a planificar sus necesidades de capital. El peor momento para asumir deudas es en medio de una crisis. Una pérdida repentina de crédito de proveedores, la imposibilidad de pagar los sueldos u otras emergencias pueden obligarlo a endeudarse de modo inmediato, y esto puede ocurrir en condiciones sumamente desfavorables. Un plan de capital le permitirá pronosticar sus necesidades de fondos, y así podrá determinar cuánto necesitará y para cuándo. Esto le brindará tiempo adicional para explorar todas las fuentes posibles para tomar fondos y negociar las condiciones más favorables. El plan de capital consiste en una revisión completa de su balance para ayudarlo a analizar el flujo de caja, los activos y los pasivos. También necesitará preparar un estado pro forma, que es un balance proyectado para los próximos 1 a 3 años.

Examine la deuda de corto frente a la de largo plazo

Así como usted debe estar seguro de que toma un préstamo por razones válidas, también debe estarlo de que es la clase adecuada de préstamo. Por ejemplo, tomar un préstamo de corto plazo cuando lo que se necesita es uno de largo plazo puede crear problemas financieros con gran rapidez, ya que usted se puede ver obligado a tomar medidas innecesarias (tales como vender una parte del negocio) para cumplir con sus obligaciones.

En condiciones generales, utilice los préstamos de corto plazo para necesidades de corto plazo. Esto lo ayudará a evitar el pago de intereses más altos y las condiciones más restrictivas que imponen los de largo plazo. Por ejemplo: si usted sufre un aumento rápido y transitorio de sus ventas, tal como los que originan los aumentos estacionales de la demanda, debe gestionar un préstamo de corto plazo. Si espera que el crecimiento continúe durante un tiempo largo, considere opciones de más largo plazo tales como una línea de crédito expandible basada en ventas, cuentas por cobrar o indicadores de existencias. El plazo de la deuda no afecta la relación deuda - patrimonio. Sin embargo, sí observará cambios en indicadores de liquidez actual, ya que los pasivos corrientes incluyen únicamente la deuda que debe ser devuelta dentro del año y no la de fechas posteriores. Es por esto que los préstamos pueden afectar positivamente los indicadores de liquidez.

Base la deuda nueva en necesidades actuales

Cuando las tasas de interés son bajas y el dinero es barato, es posible que usted sienta la tentación de tomar préstamos para comprar equipos u otras adquisiciones de capital. Si este es su caso, asegúrese de tomar esta decisión exclusivamente sobre la base de sus necesidades actuales. La posibilidad de que las tasas aumenten no es un motivo válido para gastar dinero en cosas que no necesita. Por ejemplo, si su empresa necesita más equipos de computación, es posible que usted desee tomar un préstamo para adquirirlos. Sin embargo, comprar más computadoras hoy porque serán más caros mañana no es una justificación adecuada. Podría terminar con equipos que no necesita y deudas que está obligado a pagar.


Copyright © 1995-2016, American Express Company. Todos los Derechos Reservados
 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico
Calificaciones (1) General  
  • Actualmente 1.0/5 Estrellas.
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.