Inicio  > Aprender a delegar
 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico

Aprender a delegar

Adaptación de contenido original de American Express® OPEN Small Business Network

Algunos dueños de pequeñas empresas se enorgullecen de hacer todo para la empresa personalmente. Pero no siempre tiene sentido comercial ser una operación unipersonal. De hecho, debería delegar tanto trabajo como pueda si desea que su empresa prospere. De lo contrario, lo más probable es que siempre le falte tiempo, le sobren responsabilidades y sus negocios estén estancados.

Hay tres razones principales por las que las personas de pequeñas empresas afirman que no pueden delegar. A continuación se enumeran algunas excusas frecuentes. Siga leyendo para descubrir por qué carecen de fundamento. Luego, utilice una hoja de trabajo como la que se describe más adelante como una ayuda para deducir qué responsabilidades puede delegar.

Dinero: "No puedo darme el lujo de pagarle a alguien para que haga esto por mí."

Es una falta de perspicacia evitar la delegación a causa de la inversión financiera que requiere. Sí, tendrá que pagar a otra persona para que haga algo que usted puede hacer por sí mismo. Pero si usted es un consultor que cobra USD 100 por hora, ¿debería ocupar su tiempo llenando sobres? Aproveche el tiempo que libera al delegar para encontrar nuevos negocios. De esta manera, seguirá ganando algo de dinero por las tareas que subcontrata y además ganará dinero por el nuevo trabajo.

Tiempo: "Se necesitará mucho tiempo para capacitar a alguien. Lo puedo hacer más rápido yo."

Con frecuencia, carecer del tiempo para capacitar a alguien es una cortina de humo para ocultar algo como el temor de renunciar al control. Si ésa es su justificación, escriba todas las tareas que debe realizar y cuánto tardaría en enseñar a alguien a que las haga en su lugar. Luego elija uno o dos trabajos que sean los más fáciles de subcontratar y comience con ellos. Con esto, se acostumbrará gradualmente a soltar las responsabilidades rutinarias.

Calidad: "Nadie puede hacer esto tan bien como yo."

Ésta es la excusa más antigua de todas; probablemente, también es cierta. Pero no es una razón para no delegar. Es posible que una persona contratada no haga algo tan bien como usted. Pero piense en la tarea que puede hacer esta persona para usted una vez que esté capacitada. Si decide que sólo usted puede realizar algunas tareas en forma perfecta, tiene dos alternativas: resérvelas para usted y delegue otras tareas, o confórmese con tener algo hecho bien en lugar de perfectamente. Muchas veces, un trabajo muy bien hecho es suficiente.

Hoja de trabajo para delegar

Use una hoja de trabajo para determinar la forma en que utiliza su tiempo. Úsela durante una o dos semanas para ver cuánto tiempo le toma cada tarea (ya sea importante o fácil). Podría descubrir que está usando mucho tiempo para algunas tareas que pueden delegarse fácilmente.

Su hoja de trabajo debe tener tres columnas:

Tarea / Actividad

Tiempo dedicado

Plan de delegación

Use la columna "Plan de delegación" para registrar sus ideas respecto de las medidas necesarias para delegar una tarea. Incluya una lista de posibles candidatos.

Úsela durante una o dos semanas para ver cuánto tiempo le toma cada tarea (ya sea importante o fácil). Podría descubrir que está usando mucho tiempo para algunas tareas que pueden delegarse fácilmente.


Copyright © 1995-2016, American Express Company. Todos los Derechos Reservados
 Compartir  Versión para imprimir  correo electronico
Calificaciones (1) General  
  • Actualmente 5.0/5 Estrellas.
If you are a human, do not fill in this field.
Haz clic en las estrellas para calificar este artículo.